20150204

El smartphone puede machacar tu salud



imagen: http://www.barcelonaquiropractic.es


¿El smartphone está machacando tu salud?

El teléfono puede ser cada vez más inteligente pero no es el mejor invento para tus cervicales. Apúntate estos ejercicios para evitar estrés, sobrecargas musculares y la temida lesión.

El uso cada vez mayor de los teléfonos móviles está llegando a causar nuevas alteraciones. Una de ellas es la provocada en la zona cervical por la postura adoptada al mirar hacia abajo. Según un reciente estudio publicado por el cirujano Kenneth K. Hansraj, con una inclinación de 60 grados ejerces sobre tus cervicales una carga de unos 27 kilos.

Según Kenneth, las personas pasan al día una media de entre dos y cuatro horas con la cabeza inclinada, leyendo y escribiendo en sus smartphones con la pérdida de la curvatura cervical natural que supone, que incrementa el estrés y sobrecarga muscular.

Hay soluciones para prevenir y eliminar las tensiones acumuladas, adoptando posiciones posturalmente más correctas y realizando estiramientos en la zona cervical




                                                      Postura incorrecta vs correcta


Postura incorrecta (izquierda) con 60º de inclinación que provoca una carga de 27 kilos de presión sobre las cervicales

Posición correcta (derecha) para mantener la cabeza vertical sin provocar cargas. Coloca un brazo debajo del otro a modo de soporte.





Estiramiento trapecio superior y angular de la escápula (izq.) y estiramiento de pectoral y parrilla costal (derecha)

Para estirar el trapecio superior y angular de la escápula, inclina tu cabeza lateral mientras sujetas la mano por detrás del cuerpo.

Estira pectoral y toda la parrilla costal sujetando tus brazos atrás mientras realizas una inspiración máxima.


Fuente: http://www.sportlife.es
* * * 


Mis cuentos educativos:

En una tarde nublada y fría, dos niños patinaban sin preocupación sobre una laguna congelada. De repente el hielo se rompió, y uno de ellos cayó al agua. El otro agarro una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas, hasta que logró quebrarlo y así salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaron: “¿Cómo lo hizo? El hielo está muy grueso, es imposible que haya podido quebrarlo con esa piedra y sus manos tan pequeñas...”

En ese instante apareció un abuelo y, con una sonrisa, dijo:

—Yo sé cómo lo hizo.

— ¿Cómo? —le preguntaron.

—No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Mis frases preferibles:

"Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr".
                                             -Einstein-

äma®

No hay comentarios: