20120621

Cuidado con los cosméticos

















La cosmética es conocida por todos, hombres, mujeres e incluso niños, ya que incluyen maquillajes, mascarillas y cremas para el cuidado del cuerpo.

Se venden en farmacias, droguerías, centros comerciales, perfumerías,etc, pero algunos elementos usados en cosméticas durante años o largo plazo resultan bastantes nocivos para la salud de la piel, especialmente para la sensible.

Cuando compramos un producto cosmético, nunca miramos la etiqueta y más si ponen elementos químicos, dejamos de leer.

La elaboración de un maquillaje o cualquier cosmético, siempre requiere un proceso químico,en donde los elementos naturales reciben un proceso el cual tienden a convertirse en otros elementos, que de por si no son muy buenos para la piel, su objetivo es proporcionar belleza y equilibrio, pero a largo plazo pueden salir manchas, piel reseca, deterioro, etc, por eso es importante cuando se adquiere un cosmético mirar la etiqueta y evitar los siguientes elementos:

Paraffinum liquidum: Este usual compuesto presente en las cremas hidratantes y algunas mascarillas, es derivado del petroleo, y su función es proveer suavidad, pero lo que hace en realidad es crear un barrera que imposibilita la respiración de la zona que la aplicamos, puede salir re-sequedad o irritación. 

Tolveno: Este es un compuesto sintético se usa para las fragancias de elementos cosméticos como cremas y tónicos. Pueden generar asma y a su vez afectar al sistema nervioso central, por ello es considerado un neurotoxico. 

Bronopol: Es un agente químico que a largo plazo puede causar en las personas la aparición de agentes cancerígenos. 

Sulfato de sodio: Derivado químico muy utilizado para simular el derivado del coco, esta en champúes y tónicos capilares, su utilización puede dar irritaciones cutáneas y a largo plazo problemas oculares. 

Preservantes: Para que duren mas, pueden causar salpullidos, reacciones alérgicas, incluso intoxicación por químicos. 
Aluminio: La presencia de este químico, esta asociado a la aparición del alzheimer. 

Triclosan: Es muy usado en jabones, dentífricos y desodorantes. Se ha detectado en la leche materna, interfiere en la actividad de la testosterona en las células. 

Brea: Usado para champús para caspa y cremas, puede ser cancerígeno en el ser humano. 

Dietanolamina (DEA): Alterador hormonal, suprime el desarrollo cerebral fetal. 


Parabenos: Provoca efectos estrogénicos. 

Formaldehído: Toxicidad del sistema inmunitario, cancerígeno. 

Fragancia: Detrás de este termino se puede ocultar talatos, alteradores endocrinos que pueden producir obesidad, tóxicos para el desarrollo y la reproducción. 

Aunque hay mas elementos nocivos presentes en los cosméticos los citados anteriormente son los mas importantes a tener en cuenta.


En resumen los cosméticos pueden ser fuente de múltiples alteraciones y graves enfermedades, ya que los productos químicos usados son muy poco conocidos y dichas sustancias pueden influir en el organismo humano desde la gestación

En estos últimos años, han incrementado las malformaciones, prematuros, cáncer, asma, trastornos del desarrollo y del sistema reproductor, trastornos inmunitarios, ya que muchas sustancias presentes en los productos de cosmética o de higiene personal tienen sustancias químicas.



Es fácil ver que de pronto, los jabones usados para bebes, te ponen bien clarito, sin parabens, ya que está asociado a cáncer, pero cuantos niños los hemos usados. Lo mejor productos naturales, que los hay si buscas. Es curioso!!!.





No entro si son útiles o no, eso seria otro tema.


Pintalabios y cremas (Que pasa con su caducidad??)

Los cosméticos, en general, no caducan. Otra cosa es que con el paso del tiempo sigan cumpliendo las funciones para las que se idearon. Por ello, algunos llevan marcada una fecha límite —obligatoria solo para los que duran menos de 30 meses—. Tras ese tiempo probablemente no laven, hidraten o exfolien igual. Sin embargo, más importante que ese plazo, y obligatorio para todos los productos, es el denominado periodo después de apertura (PAO). “La duración durante la cual un cosmético, una vez abierto, se puede seguir usando sin riesgo para el usuario”, explica Cristina Biurrun, directora científico-técnica reglamentaria de L’Oréal España. Ese plazo se indica con el símbolo de un tarro abierto, con la fecha en su interior (en meses).
“Desde la primera vez que abrimos un producto cosmético, este está expuesto a agentes externos que podrían deteriorarlo, a lo que puede unirse el efecto de microorganismos o una degradación físico-química”, apunta Biurrun. Explica que en esto influye desde el envase usado, la fórmula cosmética, la población a la que está destinado el producto, o la zona del cuerpo donde va a aplicarse. No es lo mismo, por ejemplo, un maquillaje —cuyo plazo es de 12 meses— que un pintalabios o una laca de uñas. Estos últimos, por su composición, no son susceptibles de contaminarse por microbios y suelen durar 24 meses. O las cremas de contorno de ojos y los productos para bebés, elementos más sensibles que suelen durar seis meses tras su apertura.

***
Y por último, os dejo una gran noticia por parte de algunos fabricantes como  Johnson & Johnson
- Hacer Clic en el enlace siguiente:-http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/08/16/actualidad/1345135210_494010.html


-äma-

No hay comentarios: