20120901

Dientes sanos


Consejos para tener unos dientes blancos y sanos






Según Consumer.es, la blancura de nuestros dientes depende, en la gran mayoría de los casos, de nuestros hábitos de consumo. El tabaco es el principal culpable de manchas por el alquitrán y la nicótica que favorecen el desarrollo de caries, ya que tiende a disminuir el flujo salival. Igualmente, sustancias como los refrescos de cola, el café, el vino tinto o el té afectan a la coloración de los dientes generando manchas.



Los cítricos contienen importantes cantidades de vitamina C, que contribuye a aumentar la producción de salivaAlimentos que ayudan a mantener los dientes blancos



La ‘vox populi’ dice que hay alimentos capaces de blanquear los dientes. Entre otros se sugiere que comer una manzana, una zanahoria o un apio a mordiscos es bueno para pulir y limpiar los dientes y las encías; lo cierto es que no está demostrado que estos alimentos estimulen más la producción de saliva que otros.
Se dice que las fresas contienen una enzima que se encuentra en la mayoría de pastas de dientes: el ácido málico, pero este mito es falso. No es cierto que el ácido málico se use como blanqueante. Por otra parte, las fresas pueden producir más tinción que blanqueo de dientes.
Los cítricos contienen importantes cantidades de vitamina C, que contribuye a aumentar la producción de saliva y favorece el blanqueamiento natural y la limpieza bucal en general. La vitamina C es antioxidante, elimina radicales libres y en cierta forma, funciona como ‘antibacteriana’. Así pues,  su papel es más bien el de ayudar a la salud gingival. No se recomiendan prácticas frecuentes como frotar los dientes con jugo de limón y de pomelo.
Así pues, lo fundamental es llevar una alimentación completa y variada; evitar el picoteo, comer una fruta o una hortaliza a mordiscos de vez en cuando y evitar hábitos perjudiciales, como el tabaco, el café en exceso. Todo ello, ayudará a tener una dentadura sana y con buen aspecto.

Hábitos alimentarios que influyen en la salud y la estética bucodental


De los tres grandes tipos de enfermedades bucales (caries, erosión y desgaste de los dientes y las enfermedades de encías), la caries es la más común.  Los principales factores para prevenirla son: la higiene bucal, el uso de flúor y el consumo moderado de alimentos cariogénicos, es decir, azúcares y carbohidratos de todo tipo. ¿Pero qué más se debe tener en cuenta?
Cualquier alimento que contenga carbohidratos contribuye en la misma medida a las caries. Incluso el pan, en algunos casos, puede ser más perjudicial que algunas golosinas.
Comer o beber con mucha frecuencia también es perjudicial porque no le damos tiempo al esmalte de los dientes a remineralizarse por completo.
La leche también contiene calcio, fosfato y caseína, mientras que el azúcar de la leche, la lactosa, es menos cariogénico que otros azúcares. El café y el té manchan menos los dientes cuando se toman con leche.
Masticar chicle sin azúcar también ayuda a neutralizar los efectos de los ácidos.
Es aconsejable evitar bebidas y alimentos ácidos durante el día, limitar su consumo a las comidas principales y cepillarse los dientes al menos dos veces al día con pasta de dientes con flúor.


Fuente original: 20minutos.es

-äma-

No hay comentarios: