20140405

Aprende a retratar

Imagen: mi9.com

El retrato, la especialidad que más adeptos agrupa. Nos encanta fotografiar a amigos y familiares o a todo aquel que se presta y que tiene algo que nos llama la atención, nos esforzamos para que las fotos gusten a los retratados pero tambien a nosotros mismos.


Luego observamos que nuestras fotos no se parecen ni nos gustan tanto como esos retratos que tenemos de referencia y que perseguimos, necesitamos un aprendizaje para pulir nuestra técnica, evitar errores que cometemos.


Diez errores básicos:



No salen mejor por usar un objetivo fijo que zoom


Tendemos a pensar que el retrato es una especialidad clásica y ello requiere un equipo purista: medio formato y objetivo fijo. Nada más alejado de la realidad, un retrato es el medio para capturar el alma de una persona, y solo necesitas talento, el equipo no es importante.


Una focal más abierta no siempre es la mejor

En función del fondo tras el modelo, debemos cerrar o abrir el diafragma, abrir nos produce un fondo desenfocado muy bonito y destacamos el modelo, pero le aislamos de su entorno, si tenemos un zapatero en su taller o una chica con traje de fiesta ante un bello edificio clásico, deberíamos cerrar el diafragma para poder captar toda la escena, ya que el fondo aporta fuerza al conjunto de la foto.


Es mejor conversar y hacer pocas fotos que disparar sin parar

No os obsesionéis con disparar sin parar, acabáis con 700 fotos iguales sin que os guste ninguna de forma especial. Buscad esa foto mágica con calma, en un retrato hay que conversar, hay que conocer al fotografiado, hay que hacer que se relaje y se muestre al 100%, en ese momento solo os bastará una foto para tener “la foto”.


Alguien más bello no siempre da un mejor retrato

La belleza es un factor importante en moda, publicidad y beauty, pero en retrato lo es más aún el gesto, la mirada, el carisma, lo que transmite la persona es más importante que la persona en si. No hay que obsesionarse con buscar belleza para conseguir tener un buen modelo de retrato.


Un retrato no es necesariamente de cara

Podemos encuadrar todo lo que deseemos, incluso el cuerpo entero. Ya sé que os he dicho que debemos capturar el alma, pero ésta se encuentra por todas partes, no solo en la cara…


No es necesario que mire el modelo todo el rato a la cámara

Es uno de los vicios más extendidos, pedir constantemente que os miren cuando hacéis las fotos, no es necesario, una fantástica mirada puede estar dirigida al infinito, al suelo, puedes incluso hacer un gran retrato con el modelo teniendo los ojos cerrados. No pongáis límites a la creatividad y tampoco estéis diciendo al modelo lo que debe hacer, debe sentirse cómodo para daros la calidad que buscáis, así que dejad que mire donde desee.


Cambia de esquema de luz

No hagas todas tus fotos y sesiones con la misma luz, ya que quieres encontrar o marcar tu estilo propio, pero se valora la versatilidad, que demuestres que te desenvuelves bien con todo tipo de luces. Además debes adaptarte a cada modelo, a su profesión, edad, personalidad, etc… así que la luz será tu aliada para que cada persona tenga sus fotos personalizadas.


No dejes la piel sin textura

Un retrato debe mostrar el alma, no es moda ni publicidad, así que no alteres los rasgos: En la tendencia actual se suele eliminar la textura de la piel con herramientas tan aficionadas como el desenfoque gaussiano o el pluging de Photoshop Portraiture. Un retrato debe mostrar la piel y su poro, aparte de sus marcas de expresión o arrugas. Si conseguís una foto de impacto con el encuadre, la luz, la mirada,… nadie se percatará en que haya arrugas o no.


Tampoco licues

Por el mismo motivo anterior. Obviamente no puedes alterar los rasgos de las personas que retratas, es como convertirlas en otras personas.


No copies

Si miras fotos que te gusten, que no sea para copiarlas, sino para inspirarte y asimilar esquemas de luces, encuadres, poses, etc… pero nunca copies ya que es la mejor forma de no evolucionar, de no conseguir un estilo propio, de no conseguir respeto por parte de los compañeros o colegas.


En resumen:

Olvidad el purismo y dejad a un lado las limitaciones que os ponéis vosotros mismos influenciados por el exceso de información y de consejos de amigos o leídos en foros de fotógrafos. Disfrutad con la fotografía y dejad que sea vuestra creatividad la que indique el camino a seguir.

Mis imágenes preferidas: 

Mis frases preferibles: 
"Vayamos al grano."
               (Un dermatólogo)

äma®

No hay comentarios: