20140206

Deprimirse no es saludable

Imagen: jotapao.blogspot.com


La tristeza es una de las emociones qué más impacto tiene en nuestro metabolismo.

Cuando estamos tristes sentimos más hambre, estamos más cansados, buscamos la soledad, y lloramos.

La tristeza es una emoción básica del ser humano, al igual que la alegría, el miedo o la rabia. Experimentarla supone que nuestro cerebro actúe de un modo diferente produciéndonos a su vez una serie de efectos de los que en ocasiones no somos conscientes.

Son muchas las ocasiones en las que nos sentimos tristes, deprimidos, situaciones a lo largo de nuestra vida en las que hemos de hacer frente a eventos personales que nos ponen a prueba.


Debemos ponernos en guardia para afrontar la situación de tristeza y salir lo antes posible de esta situación, evitando así enfermedades de más gravedad que pueden bloquear seriamente nuestra vida, como es por ejemplo una depresión.

Cuando el cerebro cae en la tristeza


Imagen: http://dudas2.wordpress.com
Significa esto que son muchos los cambios que sufrimos en nuestro cuerpo y nuestra mente por esos problemas externos, por esas pérdidas, por esas desilusiones, por esos caminos en los que, en ocasiones, hemos de tomar las personas. Pero veamos cada uno de esos aspectos que se suceden en nuestro cerebro.

La importancia de la empatía
Imagen: http://lidiash.blogia.com
El cerebro tiene varios mecanismos de defensa para poder afrontar la tristeza. Es la emoción más reconocible en el ser humano, cuando vemos a alguien sabemos de inmediato si está sufriendo o no, es decir, desarrollamos empatía hacia ella. Esta dimensión permite poder aportar apoyo a las personas que están tristes, y todos sabemos cuánto nos ayuda poder disponer de amigos o familiares en los que sustentarnos. 

El cerebro necesita de más energía: glucosa




Cuando sufrimos una época de tristeza, el cerebro está increíblemente activo, puede que te resulte extraño, pero las pruebas científicas nos dicen que un cerebro deprimido activa más de 70 regiones cerebrales distintas

Esto es sencillo de entender, mientras estamos tristes recordamos, pensamos, sufrimos, razonamos en busca de soluciones o nuevas alternativas, apenas dormimos dando vueltas a muchos aspectos, de ahí que estén activos el hipocampo, la parte frontal del cerebro (corteza prefrontal) y la corteza cingulada anterior, lo lóbulos temporales… etc..

Hemos de tener en cuenta también que el cerebro utiliza casi el 20% de nuestra energía, pero en situaciones de tristeza, necesita aún más, siendo la glucosa su principal necesidad. Esto provoca por ejemplo que sintamos más hambre, más ansiedad por comer y por buscar cosas dulces. En ocasiones, esta es la causa de que subamos de peso cuando estamos tristes o deprimidos.


La necesidad esencial de llorar

Imagen: http://genexusnet.blogspot.com.es
























Llorar es un acto natural y necesario para liberar tensiones y emociones. Los estados de tristeza suponen acumular una gran dosis de tensión en nuestro cuerpo. Si bien la secreción lágrimas cumplen de por si una función biológica para hidratar el ojo, debemos diferenciarlo de las lágrimas emocionales o el llanto, básicas también para nuestra salud. El cerebro acumula demasiada tensión y necesita expulsar esa ansiedad, siendo pues las lágrimas el modo más adecuado para aliviarnos. Después de hacerlo, se segregan endorfinas que nos hacen sentir mejor y más relajados. De ahí que te recomendemos no esconder tus ganas de llorar cuando lo necesites.

Evitar trastornos y aprender de lo vivido
Los episodios de tristeza deben servirnos para aprender, tomar nuevos rumbos y salir fortalecidos.



Imagen: http://www.blogodisea.com

Un cerebro entristecido genera menos serotonina, un neurotransmisor asociado a la motivación. Si no logramos salir de este estado tomando nuevas decisiones y asumiendo lo ocurrido, a largo plazo este déficit en serotonina puede generar que suframos enfermedades como la depresión, obsesiones compulsivas y/o arranques violentos. Pero hemos de ser fuertes y encontrar en esos momentos de instrospección nuevos recursos con los que salir adelante.

Imagen: jotapao.blogspot.com





















Si de algo nos sirve la tristeza es para aprender de lo vivido, todos sabemos que la existencia no es un camino llano fácil de transitar, hay piedras que superar y nuevos senderos que encontrar, realidades de las cuales debemos aprender. Es así como seremos más fuertes y capaces.


Imagen: http://dudas2.wordpress.com


Bibliografía: http://mejorconsalud.com


* * * 

Mis imágenes preferidas: 





Mis frases preferibles:

Las lágrimas que no se lloran, ¿esperan en pequeños lagos o serán ríos invisibles que corren hacia la tristeza?
                                                             -PABLO NERUDA- 

 äma®

No hay comentarios: