20130519

Los enanos de Wroclaw

Wroclaw (Polonia) Plaza de Rynek




Es uno de los mejores ejemplos de ciudades encantadas y con duendes y nunca mejor dicho. 


Con un pasado tremendamente tormentoso, y no me refiero solo por los cercanos campos de exterminio (vergüenza extrema de la raza humana, aún no escarmentada), a Orillas del río Odra (Oder), se encuentra la actual  ciudad de Wroclaw (antíguamente Breslavia).

Son muchas las razones para conocer esta maravillosa ciudad, que encandila a propios y extraños a través de sus mil y una leyendas repartidas entre sus más de 100 puentes, torres, pequeñas islas, pintorescas iglesias  y la colorida y particular arquitectura de su centro neurálgico, Rynek o plaza del mercado.
En 1335 Polonia pierde su control y pasa a manos de Bohemia. Posteriormente en el siglo XVI pasa a manos de Austria y a mediados del siglo XVI tras la guerra contra Prusia pasa a formar parte del territorio de esta última que le dan el nombre de Breslau. Hasta la II Guerra Mundial la ciudad se transformó en uno de los grandes centros industriales de Silesia. No es hasta despues de la derrota alemana y en la Conferencia de Postdam cuando Wroclaw vuelve a pasar a manos de Polonia. Como consecuencia del desplazamiento de las fronteras entre los paises de la región, los alemanes son expulsados de la ciudad que será repoblada por población polaca sobre todo por aquellos que vivían en la ciudad polaca de Lwów (en la actual Ucrania) que pasará a manos de la Unión Soviética.

Resurgida de sus propias cenizas por las innumerables y devastadoras guerras, Wroclaw ha conseguido ser
 una de las ciudades no sólo mas pujantes, estudiantiles y más desarrolladas de Polonia sino que también es un importante destino turístico. El visitante como es mi caso quedará asombrado por el orden y la limpieza de sus calles, la belleza y extremos cuidados de sus monumentos y sobre todo, por la amabilidad y honestidad de sus gentes.

Pero la magia de Wrocław va más allá; la antigua Breslavia  vivió a la sombra de la censura y del comunismo, acrecentando su leyenda haciendo uso del ingenio, y mostrando su cara más amable: “el secreto de los enanos”. Y es que un día sin previo aviso, comenzaron a aparecer por toda la ciudad. Pero, ¿quiénes eran y de dónde procedían?.

Dice la leyenda que vinieron de una tierra encantada para cazar a un duende que robaba comida a los habitantes de Wrocław. Era una población de pequeños gnomos del tamaño de una botella, que surgieron a principios de los 80, y que hoy en día siguen escondidos y atareados en sus quehaceres repartidos por toda la ciudad, contabilizándose su número en más de 175. Sin embargo, la verdadera historia es más hermosa que cualquier cuento de hadas. 
En la década de los 80, enfrentarse al régimen comunista polaco requería de mucho valor e ingenio. De lo contrario, con mucha probabilidad uno daba con sus huesos en la cárcel para toda la vida o algo mucho peor. Los miembros de Pomaranczowa Alternatywa (Alternativa Naranja) se destacaron por su uso creativo del absurdo y el sinsentido en las protestas.
Comenzaron su trayectoria pintando enanos sobre las manchas de pintura que cubrían en las paredes los graffittis contra el gobierno. Los enanos presentes por doquier se convirtieron muy pronto en símbolos de la disidencia polaca, cobraron vida y centenares de personas disfrazadas de enanos naranjas comenzaron a manifestarse por las calles exigiendo cosas como la dimisión de Gargamel.
Así, mediante el uso de la alegoría y la metáfora, diciendo sin decir, lograron llevar a cabo decenas de protestas sin correr el riesgo de ser detenidos o, por lo menos, de ser detenidos sin que las autoridades del régimen se convirtiesen automáticamente en un hazmerreír: ¿o es que acaso se le puede seguir tratando con respeto a un oficial de policía tras ver que detiene a un manifestante “por participar en una reunión ilegal de los enanos”?
El mayor acontecimiento de protesta tuvo lugar el 1 de junio 1988, cuando cientos de personas marcharon por el centro de la ciudad ataviados con sombreros de enanos de color naranja. Aunque la marcha terminó con muchos arrestos, el movimiento resurgiría todavía con más fuerza. A pesar del final del comunismo en 1989, “The Orange Alternative” todavía existe hoy, y continúa organizando protestas en contra de la injusticia local e internacional.
Algunos de estos enanos fueron robados como recuerdos o souvenirs de otro tiempo. Pero en 2001, se restablecieron como emblema de la ciudad y hoy en día se han convertido en un bonito reclamo turístico que adorna sus calles. Son muchas las personas que hacen rutas en busca de cazar la imagen de todos y cada uno de los gnomos. Por lo cual, conviene estar atentos: primero para no tropezarse con ellos y segundo para no perderlos de vista.
Para aquellos que vayáis de safari fotográfico o tengáis curiosidad, en Wrocław a través de esta página puede visualizarse la localización y las imágenes de todas las figuras repartidas por toda la ciudad.
Por último resaltar, que a pesar de su tamaño, estas estatuas son un tributo a todas esas grandes personas que ayudaron con su valor a luchar por una Polonia libre.










































* * *
Mis Comentarios:

Acá en nuestro país,  hay otra serie de duendes que por arte de magia nos encandilan y poco a poco se llevan los dineros de todos y luego nos cuentan infinitas leyendas que algunos aún creen, ..,.,?., '?.'  '??
                                                    ...............pero eso es otra historia!!!


-pläcentino-

* * *
Mis Frases preferibles:

"Pocas o ninguna vez se cumple con la ambición que no sea con daño de tercero"

(Cervantes)



Pläcentino®

No hay comentarios: