20121206

Cuidados de nuestro coche


Cuida2 de nuestro coche

foto: practifinanzas.com
Ahora que todos nos hemos dado cuenta del gran disparate que es comprar, comprar y comprar sin más, creo que ha llegado el momento de valorar, mantener y revisar algo tan importante como es esa gran máquina que nos transporta a todos lados y que, por los tiempos que corren, vale la pena prestarle unos mínimos cuidados para alargar su vida útil  y alargar también así nuestro bolsillo y sobre todo nuestra seguridad.

Ya se, los concesionarios de automóviles me dirán aquello de que es mejor deshacerse del viejo coche para adquirir uno más moderno eficiente. Además, con la venta de nuevos vehículos se da de comer a mucha gente y ... 

Bueno, yo me limito a dar algún consejillo para mantener a punto ese montón de hierros que tanto esfuerzo económico nos exige. 

LIMPIEZA DEL MOTOR:

El motor de nuestro coche necesita ser limpiado de la suciedad y el polvo enemigos de cualquiera de los elementos de nuestro vehículo. La pintura es la que más lo sufre pero el resto del coche también ha de recibir una limpieza cuidadosa.

A la hora de limpiar el polvo y la suciedad tenemos que tener en cuenta que los elementos más sensibles son los cables del sistema eléctrico, las mangueras del circuito de refrigeración, las correas y las conexiones.

La limpieza del motor permitirá alargar la vida de nuestro vehículo y retardar el deterioro de las piezas, pero también será de ayuda para identificar si tiene pérdidas de motor, del refrigerante o cualquier otro fallo. 

Es normal que en casa no cuentes con un compresor, que sería lo ideal para obtener resultados óptimos, pero utilizando un pincel y el líquido limpiador (lo podrás encontrar en grandes superficies) los resultados son parecidos.

Antes de empezar a limpiar el motor, asegúrate de colocar en el suelo cartones, trapos o algo que lo cubra (para evitar manchas) y algún recipiente en el que recoger los residuos. Procura que el motor esté frío para evitar quemaduras y la inhalación de vapores.

Empieza mojando el motor, puedes hacerlo con agua a chorro pero ten mucho cuidado de las piezas electrónicas y de los cables, por precaución  puedes taparlos con un trapo o algo similar. Después frota en las partes más sucias con un trapo que haya sido mojado en agua con líquido limpiador y aclara.

Las partes que tengan grasa y residuos puedes probar a utilizar keroseno, que es un desengrasante bastante barato, aplicándolo con una brocha sobre la parte manchada y retirándolo después de unos minutos. Para terminar, hay que enjuagar muy bien cada pieza y quitarles el exceso de agua secándolas con un paño.


REVISAR ANTE TODO LOS SIGUIENTES PUNTOS VITALES:

Neumáticos, rueda de repuesto.
Frenos, pastillas de freno, discos...
Luces, intermitentes (también luces de repuesto)
Niveles de fluidos (aceite, líquido de frenos, refrigerante, líquido dirección...)
Indicadores (testigos de funcionamiento) del cuadro
Batería

TAMBIÉN CONVIENE REVISAR:

Retrovisores
Escobillas de los limpiaparabrisas
Cinturones de seguridad
Claxon
Estado del mando a distancia (o llave)
Llevar una linterna
Chaleco reflestante
Triángulos de señalización
Gato elevador y herramientas
Documentación (Seguro...)
Etc

Y para completar los consejos os dejo unos vídeos:















* * *

Mis frases preferidas: "El secreto de aburrir consiste en decirlo todo" (Voltaire)

* * *
La información de este artículo tiene una función preventiva. 
Si ha sido de tu interés, pulsa en los iconos siguientes de twitter, facebook ó g+ 

 äma®

No hay comentarios: