20121020

Patologías frente al ordenador y consejos

Las consecuencias de pasarse el día delante de una pantalla


imagen: chistes-y-humor.blogspot.com

foto: lormik.com
El uso frecuente de pantallas electrónicas (televisión, ordenador, móvil, tablet, consola, etc.) puede ocasionar o agravar el ojo seco y otras patologías oculares, según advierten expertos de la Sociedad Española de Oftalmología.

                                            
El 30 por ciento de las consultas oftalmológicas están relacionadas con el ojo seco. Algunas patologías pueden provocarlo, como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso y otros trastornos similares, aunque el uso continuado de pantallas electrónicas pueden agravarlo.

foto: redesbeta.com
Un estudio japonés publicado en PloS One revela que "la excesiva acumulación de secreciones vesicales en el epitelio acinar podría contribuir a la reducida secreción de lágrimas en los usuarios de terminales electrónicos."

El líquido lagrimal nutre la córnea y la protege con sustancias antibacterianas, como la lisozima. En este sentido, el ser humano parpadea de 8 a 12 veces por minuto para distribuir el líquido lagrimal por la superficie ocular de forma continua.

foto: nopuedocreer.com
Gracias a la humedad producida por el lagrimal evitamos irritaciones, escozor o la sensación de un cuerpo extraño dentro del ojo. Sin embargo, debido a nuestros hábitos diarios, muchas veces sobreexponemos este órgano a los factores externos generando una molestia o incomodidad. Cuando hay una escasa producción de lágrimas la córnea se seca y se produce malestar y alteraciones de la calidad de la visión.


Los síntomas más frecuentes son sensación de cuerpo extraño, arenilla, escozor, fotofobia y visión borrosa. "Estas molestias resultan más habituales por las mañanas", señala el Dr. Juan Murube del Castillo, presidente de la Fundación Rizal de Investigación Oftalmológica.

foto: chitosan.es
Beber suficiente líquido es una de las primeras medidas a adoptar porque "es importante la hidratación de todo el cuerpo". Por otro lado, tomar la píldora anticonceptiva, antidepresivos, medicamentos para la tiroides o sufrir  blefaritis (párpados hinchados), aumenta el riesgo de sufrir sequedad ocular.

"Si estas personas utilizan pantallas electrónicas durante mucho tiempo, el ojo se reseca y produce irritación. Así, es frecuente encontrar a mujeres que toman la píldora y que no soportan las lentes de contacto tras muchas horas frente al ordenador sin apenas parpadear", explica la doctora Teresa Dapena, presidenta de la Sociedad Española de Ergoofalmología.

foto: tecnologyc.com
En los niños, una de las consecuencias de abusar de las pantallas, es la insuficiencia de convergencia o dificultad para fusionar la visión de los dos ojos. "Se trata de un trastorno que está aumentando en los últimos años debido a las distintas distancias de visión con las que utilizan estos aparatos, y el esfuerzo visual constante que estos requieren. Si no se corrige a tiempo, los síntomas empeoran y persisten de adulto", advierte Dapena.

El tratamiento más habitual para este trastorno, cada vez más habitual entre adultos y niños, es el uso de lágrimas artificiales, aunque en algunos casos es necesaria la cirugía.

                                             foto: vidaynatura.com

- Practica la regla del 20/20/20. Cada 20 minutos, pasa 20 segundos mirando un objeto a 20 metros de distancia.-


10 Consejos para tener en cuenta frente al ordenador



1. Coloca bien el ordenador
En primer lugar, para minimizar la fatiga ocular es esencial colocar bien el ordenador. Idealmente, la pantalla debe estar ligeramente orientada hacia atrás y a una distancia de entre 50 y 70 cm, correspondiente a la distancia necesaria para rozar la pantalla con la punta de los dedos al estirar los brazos.

También es aconsejable que la parte superior de la pantalla se encuentre a la altura de los ojos, salvo que sea de grandes dimensiones.



2. Elige una buena pantalla
Los ojos se cansan mucho, así que, opta por una buena pantalla antirreflectante y adapta la luminosidad al tipo de trabajo que realices (tratamiento de texto, diseño...). Asimismo, ten en cuenta la luz ambiente y no coloques la pantalla de cara o de espaldas a una ventana para evitar contrastes y reflejos.



3. Utiliza una buena silla y ponte cómodo
Vas a trabajar horas y horas en posición sentada, lo que puede desembocar en una contractura de los músculos de la nuca, los hombros y la espalda. Si te procuras un asiento cómodo y te apoyas correctamente en el respaldar, con las rodillas preferentemente al nivel de las caderas, reducirás los riesgos. Utiliza un reposapiés, si eres bajito/a o la mesa de trabajo se encuentra elevada.



4. No olvides proteger tus muñecas
Los trastornos muscoloesqueléticos de los miembros superiores se han multiplicado debido a los movimientos repetitivos que realizamos con el ordenador. Las muñecas resultan especialmente afectadas, pero también las manos y los hombros. Para prevenir, coloca el teclado a una distancia de entre 10 y 15 cm del borde de la mesa e intenta trabajar con los codos en ángulo recto, de modo que no dobles las muñecas y puedan reposar en el borde de la mesa.

El ratón debe adaptarse al tamaño de la mano y no debes apretarlo con mucha fuerza, porque podrías causar trastornos musculoesqueléticos en los dedos. Por último, coloca los documentos que utilizas con más frecuencia cerca del ordenador.



5. Haz pausas regulares
Si no realizas descansos periódicos, puede presentarse fatiga ocular, dolores de cabeza y problemas visuales. Un grupo de médicos de Nueva Zelanda acaba de describir un caso de embolia pulmonar como complicación de una flebitis debida al mantenimiento de la posición sedente frente al ordenador de forma prolongada. Así pues, es aconsejable realizar descansos frecuentes, aunque no necesariamente largos: no permanezcas más de dos horas sin moverte. Aprovecha para ir a buscar un vaso de agua.



6. No te olvides de beber
Si hace demasiado calor en el espacio de trabajo, aumenta la sequedad ocular y es perjudicial para la circulación sanguínea. No olvides ingerir líquidos en cantidad suficiente. Además, evitarás abusar del café o recurrir al cigarro para luchar contra el estrés.



7. Elimina los factores de estrés
Hablemos de estrés. En efecto, es más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo, en la medida de lo posible, intenta no trabajar bajo demasiada tensión nerviosa. Está probado que el estrés aumenta la probabilidad de que aparezcan trastornos musculoesqueléticos. No sobrevalores tu capacidad de trabajo y procura organizarte mejor para ganar tiempo. Si te resulta posible, varía las tareas que debes acometer.



8. Realiza algunos ejercicios físicos...
Nada como el ejercicio físico para distender el cuello, la espalda, los dedos y las muñecas. Durante los descansos, haz movimientos rotativos con las muñecas. Estira la espalda como si intentaras tocar el techo y haz movimientos circulares con la cabeza. Mueve también los hombros.



9. ...y oculares
Los ejercicios oculares también son útiles. Sin mover la cabeza, mira unas diez veces arriba y abajo. Luego, vuelve a repetirlo, pero esta vez de izquierda a derecha, tratando de mirar lo más lejos posible. Ayuda a combatir la fatiga ocular.



10. En caso de duda, consulta a tu médico
Puede que trabajar con ordenador no sea determinante para que se presente un trastorno de la vista, pero, sin duda alguna, aumenta el riesgo de que se desarrolle alguna anomalía visual. Si sueles sentir escozor en los ojos o te parece que tienes problemas visuales, consulta a tu médico.


***
La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. 
Fuentes de Información: http://es.tendencias.yahoo.com


äma®

No hay comentarios: