20120813

La dieta mediterránea


La dieta mediterránea


Considerada como el ejemplo de dieta a seguir de por vida por médicos y nutricionistas, está igualmente recomendada para adelgazar. 

La comida rápida a que poco a poco nos hemos acostumbrado nutre mal nuestro organismo y nos engorda. Volver a hábitos alimentarios más sanos es mas fácil de lo que parece, requiere solamente algo de organización y el deseo de cuidarse.

Esta es una dieta sumamente equilibrada con sus proporciones justas de hidratos de carbono, proteínas y grasas. 

La dieta mediterránea utiliza mucho las verduras y las frutas, cereales, arroces, legumbres, pescado y aceite de oliva. 

Se da preferencia a las carnes blancas sobre las rojas. 

Los alimentos se cocinan sencillamente con muchas hierbas aromáticas, en cazuela, hervidos, al horno y a la plancha. 

Se utiliza mucho el ajo y la cebolla que con sus taninos actúan como antibióticos naturales. 

La cebolla es un gran diurético, el ajo rebaja los niveles de colesterol malo, controla la tensión sanguínea y fluidifica la sangre. 

En las comidas se toma un vaso de vino que como estudios recientes han demostrado protege de enfermedades coronarias. 

El aceite de oliva se utiliza para cocinar y también para aliñar los alimentos en crudo, es sabida su riqueza en vitamina E, la vitamina antioxidante por excelencia que ayuda a mantener nuestras arterias elásticas y sin grasa además de prevenir enfermedades cardiovasculares y mantener la piel hidratada. 

Se consumen en cantidad apreciable pescados azules como: sardinas, caballas, boquerones y bonito, ricos en grasas poliinsaturadas que ayudan igualmente a mantener las arterias libres de depósitos de colesterol . Estos pescados acostumbran a hacerse a la plancha o a la barbacoa y se toman con ajo y perejil trinchados lo que aumenta su valor nutritivo y saludable. 

En todas las comidas se toman ensaladas variadas y hortalizas crudas que aportan vitamina C y fibra. 

Las frutas tampoco faltan nunca en ninguna mesa con su aporte vitaminas, fibra e hidratos de carbono. Y como complemento a esta estupenda dieta están los frutos secos, nueces, avellanas y almendras acostumbran a tomarse junto con pasas, orejones de albaricoque e higos secos, en una deliciosa combinación llamada "postre de músico" por ser el tentempié que se daba antiguamente a los músicos que amenizaban las fiestas y verbenas locales.

Es pues la dieta ideal para mantenerse en forma porque se trata de un régimen alimenticio completo y controlando la cantidad de alimentos ingeridos se pueden perder hasta 3 kilos en un mes. El valor añadido es que una vez conseguido el peso ideal resulta muy fácil mantenerlo. La dieta mediterránea está indicada para cualquier persona ya que no tiene contraindicaciones y puede ayudar a prevenir enfermedades importantes como la hipertensión, osteoporosis y arteriosclerosis entre otras.

Fuente: El contenido de este post está sacado íntegramente de libros y publicaciones de la Junta de Extremadura.

Mi agradecimiento por las imágenes a: http://fisicayq.blogspot.com.es ,  http://seduccionysuperacion.com 

 -äma-

No hay comentarios: