20150430

El lado oscuro de los porros

imagen:elmundo.es






PläcentinoEsPläcentinoEsPläcentinoEsPläcentinoEsPläcentinoEsPläcentinoEs


Efectos nocivos que pueden tener en tu organismo esos petas que te metes entre pecho y espalda


“Chupchup fffuuu jijiji jajaja, me parto tío uooo que colocooón”. Todos sabemos cuáles son los efectos positivos de los porros: la risa floja, el cachondeo, la relajación, la despreocupación, la desinhibición, la estimulación del crecimiento de nuevas células cerebrales, el disparate de las sensaciones físicas y psíquicas, la apertura del apetito (estomacal y sexuarl) y blablabla. Por algo es la droga ilegal más consumida

del mundo: hay unos 160 millones de fumetas habituales repartidos por los cinco continentes. Por algo, hay investigadores que sostienen que el mismísimo Jesucristo usó esencia de cannabis para sus célebres “curaciones milagrosas”.

De lo que no se habla tanto (bueno, sí se habla, en los “medios de comunicación”, pero no en la calle, no entre los propios fumetas) es de los efectos negativos que el uso y abuso del cannabis puede tener sobre el organismo.

Mientras aumenta la cruzada contra el tabaco, se frivoliza el uso de los porros y se ha llegado a decir que éstos son “más sanos” que la nicotina, lo cual no es verdad ni mentira: depende de mil factores, desde la calidad a la cantidad que se fume o al aguante del cuerpo del fumador. Además, qué demonios, la mayoría de los consumidores de porros (sobre todo de costo) lo mezclan con tabaco.

Con este artículo no intento aleccionar a nadie (somos todos mayorcitos), ni posicionarme a favor ni en contra de las llamadas “drogas blandas”, simplemente, fríamente, pasaré revista a los daños colaterales de una sustancia que, si fuera legal, incluiría un prospecto con su posología, sus efectos secundarios y demás. Lee, aprende las cosas malas que pueden hacer esos “cigarrillos de la risa” en tu organismo y luego decide si te compensa fumarlos o no.

Por supuesto, no vamos a hablar del caso de un tío que se fuma un trócolo al mes o al año, sino del consumidor habitual de cannabis, que se mete una media de cuatro o cinco porros diarios entre pecho y espalda.


CEREBRO

Al fumar un porro, el THC ( el viejo delta-9-tetrahidrocanabinol) entra en la sangre y llega al cerebro en un pis pas, provocando esa sensación de placentero atocinamiento que muchos conocéis. Por supuesto, la cantidad de THC varía en función de la sustancia, cuya calidad no es fácil de estimar, aunque sí es cierto que el costo y el aceite de hachís tienen más cantidad que la marihuana “normal”. Sin embargo, el problema es que existen muchas sustancias fumables manipuladas que contienen más THC de lo normal y en muchos sentidos son perjudiciales para el cerebro (si bien, por otro lado, son buenas para el Parkinson, el Alzheimer o la esclerosis múltiple). No se ha comprobado si Bob Marley murió de tumor cerebral a fuerza de fumar tantos porros; lo que sí sabemos es que entre los daños que puede potenciar el consumo de cannabis, están:

-Pérdida de memoria.

-Brotes psicóticos (sobre todo en personas con predisposición genética).

-Pensamientos suicidas.

-Depresión.

-Apatía.

-Falsa lucidez.

-Disminución de la capacidad de aprendizaje.

-Agravación de la esquizofrenia (en un porcentaje del 3%).

-Ansiedad.

-Paranoia.

-Brotes psicóticos.


PULMONES

La revista médica “Thorax” publicó recientemente un estudio del Instituto de Investigación Médica de Nueva Zelanda en el que se estimaba que un porro es tan perjudicial para los pulmones como fumarse entre dos y cinco cigarrillos de una tacada. La única diferencia es que el porro sin tabaco no provoca enfisema pulmonar, cosa que el tabaco (solo o acompañado) sí hace. Pero, por su parte, el porro provoca otros trastornos, agravados por el hecho de que al fumar un porro se aspira más profundamente y se aguanta durante más tiempo el humo en los pulmones. Los efectos nocivos provocados en los pulmones por los porros son los siguientes:

-Resuellos.

-Reducción de la capacidad pulmonar.

-Tos.

-Irritación bronquial.

-Entorpecimiento de la función respiratoria.

-Flemas.


CORAZÓN

Un estudio publicado en “Nature” saltó a las páginas del salud de los periódicos con la noticia: “La marihuana puede prevenir los ataques al corazón”. Por lo visto, la felicidad artificial provocada por el cannabis evita la inflamación de las arterias y, por consiguiente, puede prevenir la arterosclerosis, principal causa de los infartos y apoplejías en Occidente. Los fumetas tiraron cohetes otra vez pero, claro, no leyeron la letra pequeña: se estaba hablando del THC ingerido, no fumado: el humo del cannabis contiene gran cantidad de toxinas que pueden provocar aumento de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial y todo tipo de enfermedades del corazón.


EMBARAZO

Según distintas investigaciones ginecológicas, fumar porros de forma habitual durante el embarazo puede dar lugar al nacimiento de bebés más pequeños de lo normal, aunque luego, poco a poco, parece que van creciendo hacia un tamaño más grande; además, produciría alteraciones en las funciones cognitivas del bebé. Eso sí, algunas voces aseguran que los hijos de madres fumadoras de cannabis suelen tener más imaginación y facilidad para el aprendizaje, cosa que se contradice con los estudios sobre el cerebro del fumador empedernido de porros.



* * * 

Un rato de humor: 

Anuncios breves.

- Viejito con mal de Parkinson se ofrece para tocar maracas en conjunto musical cubano.
- Psicópata asesino busca chica para relación corta.
- Si su suegra es una joyita...? Nosotros tenemos el mejor estuche! Funeraria Pérez.
- Hombre maduro de buenas costumbres busca jovencita que se las quite.
- Viejo verde busca jovencita ecologista.
- Divorcios en 24 horas. Satisfacción garantizada o te devolvemos a tu cónyuge.
- Se ofrece piloto de pruebas para fabrica de supositorios.
- Hombre invisible busca mujer transparente para hacer cosas nunca vistas.
- Cambio moto hecha mierda por silla de ruedas.
- Cambio suegra por víbora. Pago la diferencia.
- Cambio perro doberman por mano ortopédica.
- Vendo tangas. Hagan cola.
- Busco señor con bíceps, que me llene de besops.
- Cambio pastor alemán por uno que hable español.
- Violo a domicilio, solicite muestra gratis.
- Vendo audífono, no escucho ofertas.
- Cambio alto parlante por enano mudo.
- Busco mujer demente y de cuerpo.
- Joven solo y sin compromiso alquila media cama.
- Cambio cajón de juguetes por revistar porno.
- Busco perro y suegra perdidos. Recompensa por el perro.
- Cambio chicle en buen estado por caramelo con poco uso.

Mis frases preferibles: 

"El problema con el mundo es que la gente inteligente está llena de dudas, mientras que la gente estúpida está llena de certezas"
                                                                                    -Charles Bukowski-

 äma®

No hay comentarios: