20130817

Bombas para sembrar


imagen: revistadinamo.com


A tirar bombas ¡de semillas!


imagen: ecoplanetaverde.com
Esta exótica modalidad de siembra consiste en arrojar esferas de arcilla y semillas en canteros o terrenos abandonados para transformarlos en nuevos espacios verdes. Es un sistema que cuida la tierra y al hombre simultáneamente; no requiere pesticidas ni involucra máquinas.
Estas armas generadoras de vida son muy fáciles de hacer. Tienen el tamaño de una pelota de tenis (o más chicas). Se pueden tirar con la mano directamente, usar una raqueta de tenis o la vieja gomera para alcanzar espacios de difícil acceso o enrejados. Una vez arrojadas, el agua de lluvia se encarga de deshacerlas e incorporarlas a la tierra. Luego de esto, sólo resta esperar a ver los frutos.

imagen: carrakela.com
Es importante que las semillas sean de plantas que se adapten al terreno y al clima de tu ciudad para que puedan desarrollarse adecuadamente. Podés comprarlas en los viveros u obtenerlas de los alimentos que consumís diariamente. Pueden ser de zapallo, zapallitos verdes, acelga, calabaza, berenjena, tomate, melón… y hasta de plantas aromáticas, como romero, tomillo, perejil y cilantro, que no requieren especial cuidado para su crecimiento. ¡Ojo! No todas las semillas crecen finalmente. Por eso, en cada lanzamiento no deben faltar ejemplares de plantas silvestres y autóctonas para aumentar las posibilidades de germinación. Lo que sí es imprescindible, es que se trate de plantas que no precisen cuidados extremos.

Las ventajas de las bombas :
-Aumentan los espacios verdes en lugares donde no abundan.
-Crean nuevas huertas naturales para dar alimento.
-Embellecen y reverdecen las grises y artificiales postales de las metrópolis.
-Aumentan la conciencia ecológica de los ciudadanos y los hace partícipes de este movimiento.
imagen: seresdeluzconcienciaparatodosblogspot.com.es
Las bombas que hoy conocemos tienen su origen en el método de forestación llamado “Nendo dango”, ideado por Masanobu Fukuoka (1913-2008), un agricultor, biólogo y filósofo japonés que ideó una agricultura natural donde la intervención del hombre es mínima. Su objetivo es acabar con los esfuerzos innecesarios (tanto humanos como de la tierra) y conservar la composición y estructura original del suelo, sin exigirlo.
A su vez, esta jardinería está sostenida en una filosofía china llamada Wu-Wei, conocida como la del “no-hacer”: una forma natural de hacer las cosas, sin forzarlas y dejando que sigan su propio principio vital, tal como lo hacen las plantas naturalmente.
Cómo hacer bombas de semillas:
• 5 partes* de arcilla
• 3 partes de tierra fértil
• 1 parte de semillas
Foto:ecocosas.com
• 1 - 2 partes de agua
• Un recipiente
Preparación : Primero, hay que mezclar bien todos los ingredientes en el recipiente, excepto el agua. Luego, ir agregando el agua lentamente hasta lograr una masa. Con las manos, formar bolas de 2 a 4 cm de diámetro (el tamaño puede variar) y dejar reposar por 2 ó 3 días. Una vez que están completamente duras, ¡llegó el momento de lanzarlas! Tip: ¡Cuidado con la arcilla! No comprés la que contiene ingredientes sintéticos, optá por la arcilla para escultor, que la podés conseguir en cualquier librería artística.
Artículo original en: diarionorte.com
Mis Imágenes preferidas: 


Mis frases preferibles: 

"Al poder le ocurre como al nogal, no deja crecer nada bajo su sombra"

                                                                                             -Antonio Gala-
 äma®

No hay comentarios: