20130129

Alimenta tu sistema nervioso
















Alimentación para el sistema nervioso

Sigue una dieta propicia que beneficie y estimule los millones de células que conforman algo tan vital en el organismo como es el sistema nervioso

El sistema nervioso está constituido por millones de células nerviosas individuales que realizan muchas actividades.

El cerebro no sólo piensa, aprende y recuerda cosas, también, sin que lo notemos, controla el latido del corazón, la digestión de los alimentos e incluso la cantidad de estrés que experimentamos.

Por ello, estemos todo el día sentados de forma cómoda o realizando mucho esfuerzo físico, nuestro sistema nervioso requiere energía. De hecho, el sistema nervioso consume un 20% de la energía que obtenemos de los alimentos. 

Se alimenta principalmente de glucosa y oxígeno, de ahí la importancia del consumo suficiente de carbohidratos, ya que éstos se convierten en glucosa.

Además, necesita nutrientes básicos como vitaminas del grupo A y B; vitamina E, oligoelementos (litio, silicio, selenio y cromo), minerales (potasio, magnesio y zinc) y ácidos grasos (linoléico y linolénico).


· VitaminasLa A, C y E combaten directamente la formación de radicales libres.
La A se obtiene de las zanahorias, melón, brócoli, coles de bruselas y espinacas.

La C está presente en los cítricos y el brócoli, pimientos, melón y tomate. 


Para obtener vitamina E hay que consumir frutos secos y aceites vegetales.

Las vitaminas del grupo B fortalecen el sistema nervioso central y tienen un efecto sedante. 
La vitamina B1, también conocida como tiamina, es fundamental para la transformación de azúcares y realiza una labor importante relativos al sistema nervioso, y en la metabolización del oxígeno. La vitamina B1, se puede encontrar en los siguientes alimentos: germen de trigo, alubias, levadura de cerveza, hígado, carne de cerdo y riñones, pan integral, pescado, patata, arroz integral, verduras, leche y derivados.

La vitamina B2 o riboflavina, es fundamiental para transformar los alimentos en energía, pues favorece la absorción de grasas, proteínas e hidratos de carbono (carbohidratos). La vitamina B2 se encuentra en los siguientes alimentos: hígado, quesos, yogurt, setas, carne, leche, levadura seca, huevos y pescado, pan integral, cereales y verduras cocidas. La carencia de vitamina B2 puede provocar anemia y trastornos del hígado, resequedad, conjuntivitis, dermatitis en las mucosas y en la piel y úlceras en la boca. Para una mejor asimilación, es recommendable no mezclar su ingesta con penicilina, ácido bórico, etc.

La vitamina B6, también conocida como piridoxina es de enorme importancia en el crecimiento, reproducción y conservación de las células del organismo. Fuentes de Vitamina B6 son hígado, germen de trigo, levadura seca, carne, riñones, legumbres, pescado, coliflor, huevos, judías verdes, plátanos y pan integral. La carencia de vitamina B6 ocasiona inflamaciones de piel como pelagra, eczemas, resequedad, diarrea, anemia e incluso demencia. La vitamina B6 es importante para mujeres al llegar la menopausia ya que alivia sus síntomas.

La vitamina B9: Ácido fólico está ligado al crecimiento y correcto funcionamiento de la médula ósea hasta el punto de resultar imprescindible, favoreciendo tambien la regeneración de las células. La vitamina B9 se puede encontrar en los siguientes alimientos: berros, espinacas, zanahorias, frutas, hígado, pepinos, queso, riñones, carne, huevos y pescado. La falta de vitamina B9 ocasiona insomnio, cansancio e inapetencia y puede provocar malformaciones en el feto en mujeres embarazadas.

La vitamina B12: Cobalamina contribuye en el desarrollo del sistema nervioso y también es de gran importancia para el crecimiento. Además es indispensable para la síntesis de glóbulos rojos, la médula ósea y el funcionamiento correcto del tracto gastrointestinal. Fuentes de vitamina B2 son derivados de la leche, huevos, riñones, hígado, carnes y pescado. La carencia de vitamina B12 tiene como consecuencia debilidad en la mielina, membrana que protege de los nervios del cerebro y de la médula espinal y o anemia perniciosa. No es recomendable la ingesta de vitamina B12 junto con la vitamina C, puesto que la vitamina C, dificulta su absorción.   
                                              
                              Ver alimentos ricos en vitamina B1. 
                              Ver alimentos ricos en vitamina B2. 
                              Ver alimentos ricos en vitamina B3. 
                              Ver alimentos ricos en vitamina B5. 
                              Ver alimentos ricos en vitamina B6. 
                              Ver alimentos ricos en vitamina B7. 
                              Ver alimentos ricos en vitamina B9. 
                              Ver alimentos ricos en vitamina B12 
Existe un número de actividades cotidianas que interfieren al buen estado nutricional y vitamínico, a los cuales se los debe considerar como contrarios a las vitaminas, y están comprendidas principalmente por el consumo de tabaco, alcohol, café y te en exceso, ciertos medicamentos y los métodos de cocción de los alimentos que afectan a su conservación.

· Minerales
Potasio, magnesio y calcio son imprescindibles porque estimulan la reacción orgánica frente a las hormonas que el cuerpo segrega como respuesta al estrés. Por otro lado, tienen propiedades relajantes y mantienen a raya el ritmo cardíaco.

Las frutas, verduras, cereales enteros y carne son alimentos ricos en potasio. El magnesio se encuentra en las verduras, frutos secos, cereales y semillas.

El calcio en tanto, es conocido como el tranquilizante natural y desde luego, pocas cosas tienen un efecto tan sedante como beber un vaso de leche tibia antes de acostarse.

Alimentos relajantes
Es cierto que hay alimentos que estimulan el buen funcionamiento de las células nerviosas y ayudan al organismo a mantenerse relajado mientras que otros favorecen la irritabilidad.

Entre los que te relajantes están el plátano, las almendras, el germen de trigo, la levadura de cerveza y las semillas de girasol.

Una mala alimentación
Si tienes una mala alimentación que no beneficie tu sistema nervioso te expones a una serie de trastornos de salud:

· Deficiencia de hierro: afecta la memoria y la capacidad de concentración.
· Deficiencia de magnesio: te pones más susceptible al estrés.
· Deficiencia de tiamina (B1): te vuelve irritable, deprimido y también afecta tu memoria y concentración.
· Deficiencia de niacina: causa depresión.
· Deficiencia de piridoxina: causa irritabilidad y depresión.
· Deficiencia de vitamina B12: altera el sistema nervioso.

 
CONSEJOS
Hay que intentar comer más alimentos ricos en carbohidratos con un poco de proteína por la noche; ayudarán a relajarse y a dormir mejor. 
La principal energía que necesita el cerebro para funcionar es la glucosa, que proviene de comer alimentos ricos en carbohidratos. 
Por medio de la alimentación, podríamos mejorar el humor y el comportamiento, ayudando a aliviar la depresión, la ansiedad, la neurosis y los trastornos del sueño. 


¿CÓMO LLEVAR A CABO UNA ALIMENTACIÓN INTELIGENTE?
Deben consumirse ácidos grasos esenciales, ya sea en forma de pescado azul o de suplementos dietéticos. 
Es deseable incluir alimentos ricos en proteínas en la dieta. Las proteínas son esenciales para fabricar los neurotransmisores que son vitales para los procesos cerebrales. Se debe intentar que la comida del mediodía sea más rica en proteínas, para optimizar la mente y mantenerse más despierto por la tarde. 
Hay que comer alimentos ricos en vitaminas y minerales; poseen la llave para que muchas reacciones puedan llevarse a cabo. 
Beber 1,5 o 2 litros de agua al día ayuda a mantener el cerebro bien hidratado. 
Para oxigenar el cerebro, son convenientes el ejercicio y las comidas ligeras y frecuentes.

Ver vídeo sobre la alimentación adecuada del sistema nervioso:



* * * 
Mis ocurrencias: 
"Remedio para el colon irritable y molestias del intestino -Licuar pepino, zanahoria, remolacha color violeta y tomar dos vasos al dia-" 
-placentinö- 
* * * 
Mis frases preferibles:
"Los primeros cuarenta años de nuestra vida nos dan el texto, los treinta siguientes el comentario " 
-Arthur Schopenhauer- 
* * * 

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa. 
Fuentes de ayuda: farmaceuticonline.com/es  vitaminas.org.es  altonivel.com.mx monografias.com  zonadiet.com
Fuente de las Imágenes: http://www.juntadeandalucia.es  

äma® 


No hay comentarios: