20120904

Practica el bienestar


Practica el bienestar y siéntete bien contigo mismo


*  *  *

Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.
El bienestar es un estado armonioso de equilibrio en todos los campos de la vida humana. Se puede ser bello, sin sentirse pleno. O puede que usted sienta que esta pleno en algún aspecto de su vida  espiritual o familiar, pero considera que no es bello. De cualquier modo, parcialmente cualquiera de estos dos ingredientes  sin compañía del otro no son bienestar.  Sin la presencia de la salud, la correcta alimentación o la actividad física, no son más que un componente del bienestar.


Entonces, ¿de que hablamos cuando hablamos de bienestar?
Alcanzar el bienestar es una decisión que una persona debe tomar cada mañana, cuando se levanta y comienza su día, es una elección porque requiere de una predisposición mental. Es elegir dejar de lado la agresividad, el estrés y disfrutar de los pequeños momentos. También es un proceso, que no se completa de un día para otro, sino que requiere aprendizaje.
Es elegir ver lo bello que tenemos como personas, y explotarlo al máximo, vestirse con la prenda que más confianza nos haga sentir y salir a la calle con una sonrisa en el rostro. Es una actitud mental que refleja de adentro hacia fuera los buenos hábitos de vida que se posean. Se transmite también, así que si se toma la decisión de dejarse atrapar por esa sensación, contagiaremos de ese espíritu a la pareja, los padres, los amigos e inclusive, las personas que no conocemos.
El bienestar también pasa por el cuidado de la salud en todos sus aspectos, vigilar el peso, cuidar que el descanso sea suficiente, adecuado y en un ambiente armonioso y ordenado. Además, el cuidado de la salud tiene el plus de que influye directa y positivamente en la belleza, si estamos sanos, nos vemos bellos, porque belleza es salud, siempre.
Cuidar la alimentación es el primer paso, porque como dice la conocida frase popular, el ser humano es lo que come, entonces hay que comer para vivir, no vivir para comer. Elegir con cuidado los alimentos que ingresaremos a la delicada armonía que compone nuestro organismo debe ser una grata tarea diaria. La dieta no debe ser una mala palabra o una obligación, ni siquiera algo restrictivo, sino un todo complejo y compuesto por todos los alimentos disponibles en la pirámide alimenticia.
Practicar actividad física diariamente, al aire libre y en compañía de las mascotas o escuchando música que sea agradable, es una costumbre sana que permite sociabilizar, relajarnos de las complicaciones de la vida diaria, mejora nuestra capacidad pulmonar y aumenta la autoconfianza. Estar en forma  no pasa por el tamaño de los músculos, o la cantidad de kilómetros que se pueden correr, sino el superar las propias limitaciones.

Si bien no hay fórmulas comprobadas o que actúen para todos por igual, existen algunos lineamientos que nos pueden ayudar a vivir con menos complicaciones, en forma más plena y armónica. 
  • ¿Quién eres? ¿Hacia dónde vas? : Hacerte esta pregunta es fundamental para saber hacia dónde te diriges y que quieres de la vida.
  • El pasado déjalo atrás: No vivas ni sufras en el pasado. Lo que hayas realizado en el pasado no puedes traerlo al presente. No hay pérdida de tiempo ni energía más inútil que pensar en lo bueno o malo de tu pasado. Enfócate en lo que puedes hacer hoy.
  • Escúchate: Reconoce tus emociones e instintos. Hazle caso a tus sentimientos, pero no dejes que te abrumen, si es así pide ayuda profesional.
  • La incertidumbre como parte de la vida: Nada en la vida es seguro. Las contracciones y las dudas son parte de la vida, incluso necesarias. ¿Te imaginas lo aburrido que sería tener planificado hasta el día último día que vivas?
  • Aplica la tolerancia: Sé flexible y tolera a tu entorno pero acuérdate de serlo contigo también.
  • Toma el timón de tu vida: Tú eres el artífice y director de tu vida, respáldate en tu fuerza de voluntad y en tu poder de acción para avanzar.
  • Ten coherencia: Todos tenemos ciertas incoherencias y contradicciones, pero a la hora de poner en juego tus valores y tus afectos sé franco.
  • Falsos ídolos: Presta atención a los nuevos ídolos de la sociedad occidental, el dinero y éxito no garantizan para nada la verdadera felicidad.
  • ¿Tiene sentido tu vida?: Tu vida sólo recobra sentido si le das alguna utilidad. Recuerda que en este mundo estás porque tienes alguna misión (por más insignificante que parezca) que cumplir. Encuéntrala.
  • Amor sin trabas: Si quieres vincularte sanamente con los demás trata de desechar la dependencia, la sumisión y el egoísmo para vincularte sanamente.
  • El sufrimiento como parte de la vida: Sufrir también es parte de la vida, es una lección de aprendizaje, no tengas miedo y toléralo.
  • Pensamiento claro: Piensa en lo que quieres hacer y sus consecuencias, en lo que te conviene, y en definitiva, en lo que te hace sentir pleno y feliz contigo mismo.

Frases bellas del Dalai Lama que nos conducen a nuestro propio bienestar:


”Si no perdonas por amor, perdona al menos por egoísmo, por tu propio bienestar.”


”Se dice que nuestro enemigo es nuestro mejor maestro. Al estar con un maestro, podemos aprender la importancia de la paciencia, el control y la tolerancia, pero no tenemos oportunidad real de practicarla. La verdadera práctica surge al encontrarnos con un enemigo.”

”Ten en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos.”



”La amistad sólo podía tener lugar a través del desarrollo del respeto mutuo y dentro de un espíritu de sinceridad.”



”Si nuestra mente se ve dominada por el enojo, desperdiciaremos la mejor parte del cerebro humano: la sabiduría, la capacidad de discernir y decidir lo que está bien o mal.”



”No debemos creer demasiado en los elogios. La crítica a veces es muy necesaria.”



”Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás.”



”El medio para hacer cambiar de opinión es el afecto, no la ira.”



”Si deseas felicidad de los demás, sé compasivo. Si deseas tu propia felicidad, sé compasivo.”



”La bondad o la maldad de los actos la determina su fruto.”



”Es mucho mejor hacer amigos, comprenderse mutuamente y hacer un esfuerzo para servir a la humanidad, antes de criticar y destruir.”




”La muerte nos iguala a todos. Es la misma para un hombre rico que para un animal salvaje.”




     Fuentes de Información: Varias (con mis retoques personales)




"El verdadero secreto para conseguir la 
felicidad radica únicamente en vivir el ahora y practicar el bienestar con los demás"

                                                                                                                                                                     "placentino"


-äma-

No hay comentarios: