20140920

Protege tu WiFi

¿Qué riesgos hay en que alguien utilice nuestra WiFi?

Tener la WiFi abierta implica tener nuestra conexión a Internet compartida, además de otros riesgos:
  • Reducción del ancho de banda. Dependiendo del número de dispositivos intrusos y del uso que hagan de la red, pueden llegar a impedir la conexión de nuestros equipos.
  • Robo de la información transmitida. Una configuración inadecuada de nuestra red inalámbrica puede permitir a un atacante robar la información que transmitimos.
  • Conexión directa con nuestros dispositivos. Un intruso con los conocimientos suficientes, ayudado por un problema de seguridad o una instalación sin la seguridad apropiada, podría acceder a los equipos conectados a la red. Esto implicaría darle acceso a toda nuestra información.
  • Responsabilidad ante acciones ilícitas. Cuando contratamos con un proveedor de servicios una conexión a Internet, ésta queda asociada a nosotros, asignándole una dirección IP que nos identifica dentro de Internet. Cualquier acción realizada desde esa dirección IP lleva a la persona que contrata el servicio: nosotros.

Somos los primeros responsables de las acciones cometidas bajo nuestra red WiFi.

Por tanto, si un usuario no autorizado comete acciones ilegales mediante nuestra conexión WiFi, puede acarrearnos problemas muy serios.

 

¿Cómo lo hacen?

Para utilizar nuestra conexión WiFi, los intrusos aprovechan una incorrecta configuración de seguridad en el router. Según el método de seguridad que utilicemos, ofreceremos más o menos resistencia, pero conseguirán conectarse sin problemas si presentamos alguna de las siguientes debilidades:
  • WiFi abierta. Ahora ya no es tan frecuente, pero aún es posible encontrar alguna red inalámbrica que no solicita clave de acceso y está disponible para cualquier usuario. En estos casos, cualquiera puede conectarse. Esto es un riesgo tanto para el propietario de la red como para quien decida conectarse a ella.
  • Seguridad obsoleta. Algunos router venían configurados con un sistema conocido como WEP, que con el tiempo ha resultado débil e inseguro. Con unos conocimientos informáticos elevados se pueden descubrir las claves utilizadas en poco tiempo. Estas redes son casi tan inseguras como las abiertas.
  • Clave WiFi débil. Es posible que la red cuente con un sistema de protección robusto y correcto pero también resultará vulnerable si la clave de la WiFi no es lo suficientemente “compleja”.
  • Clave WiFi por defecto. En ocasiones el sistema de seguridad es el adecuado e incluso la contraseña es aparentemente robusta, pero si es la que viene por defecto puesta por el proveedor antes o después será conocida en Internet. Es altamente recomendable cambiar la contraseña que viene por defecto.

 

¿Cómo protegernos?

Si queremos minimizar la probabilidad de ser víctimas de un ataque que pueda poner en riesgo nuestra red WiFi debemos comprobar su configuración de seguridad.

La configuración por defecto del router no siempre es la más apropiada.

El router debe incorporar al menos el protocolo WPA entre sus medidas de seguridad. Si es anterior a esta opción de seguridad debemos sustituirlo. Para conocer qué protocolo utiliza, lo primero es acceder a la configuración de nuestro router. (Si no sabemos cómo hacerlo, podemos consultar el manual o buscar información sobre nuestro modelo en Internet.)
En la mayoría de ellos podremos acceder utilizando nuestro propio navegador de Internet y escribiendo los números 192.168.1.1 en la barra de direcciones. Los números finales pueden variar según el modelo concreto. También necesitamos la clave de administración para entrar a la configuración del router. Ésta viene con el kit de instalación en una pegatina o en la documentación adjunta. Tengamos en cuenta que para entrar en la configuración del router debemos estar conectados a la red.
Las medidas de seguridad recomendables son:
  • Asignar el sistema de seguridad más avanzado: WPA2. Buscaremos las opciones de seguridad para configurar un sistema de cifrado o encriptación WPA2 con un cifrado AES.
    Cómo configurar el protocolo de seguridad en un router
  • Cambiar la contraseña por defecto. Un sistema de seguridad robusto deja de serlo si la contraseña es trivial o fácilmente identificable. Debemos establecer una clave de acceso a la red WiFi de al menos 12 caracteres con mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.
  • Cambiar el nombre de la WiFi o SSID. Normalmente el SSID o nombre de la red viene definido por defecto. Éste debe ser sustituido por uno que no sugiera cuál es nuestro operador y que no guarde relación con la contraseña de acceso a la red.
  • Modificar la contraseña para cambiar la configuración. Para acceder al panel de configuración necesitamos conocer la contraseña de acceso, que viene en la documentación de nuestro dispositivo. Suelen ser muy sencillas, como “1234” o “admin”. Conviene sustituirla para evitar que si alguien logra conectarse, pueda configurar el router a su antojo.
  • Apagarlo si nos ausentamos varios días. Si no vamos a estar en casa y no necesitamos la conexión WiFi, lo mejor es apagar el router. Además del pequeño ahorro energético que supone, evitaremos que se intenten aprovechar de nuestra conexión.
Hay otras configuraciones del router que, si bien son recomendables, a nivel de seguridad no son efectivas:
  • Ocultar el SSID. Una vez establecido, el nombre de la red se puede ocultar. Así se le indica al router que no debe “anunciar” el nombre de la red a los dispositivos móviles. Aunque esta medida es aplicada por muchos usuarios, es importante saber que no se trata de una medida de seguridad, ya que es relativamente fácil encontrar redes inalámbricas con SSID ocultos.
  • Habilitar restricción MAC (o dirección física). Una de las características de seguridad que nos permiten los routers es la restricción del acceso a la red tan solo a aquellos equipos o dispositivos con una dirección MAC concreta.
    La MAC es el identificador único de cada dispositivo de red. Podemos averiguar en cada uno de ellos su MAC y añadirlo en el router como dispositivo seguro, impidiendo así el acceso de cualquier otro dispositivo no memorizado.
    Es decir, es posible configurar el router para que filtre por direcciones MAC, para que sólo los dispositivos que deseemos se conecten a nuestra red WiFi. Sin embargo, a día de hoy, con los conocimientos necesarios, es posible falsear esa dirección para ponerse una permitida. ¿Cómo? Mirando por ejemplo, la dirección MAC que tienen los dispositivos conectados en un momento dado. Por tanto, aunque aplicar esta medida es bueno, no es una garantía de seguridad.

 

¿Cómo detectar a un intruso?

Una de las formas de saber si alguien está utilizando nuestra WiFi es apagar completamente todos nuestros equipos y comprobar el parpadeo de las luces del router. Si continúan parpadeando es posible que otras personas estén utilizando nuestra conexión sin nuestro consentimiento.
Además, podemos revisar el estado de nuestra red fácilmente: desde un PC con Windows podemos descargar y utilizar Wireless Network Watcher y desde un dispositivo con Android, la aplicación ezNetScan.

 Consejos finales

Aunque nos parezca que estas cosas solo les pasan a los demás y que nuestra red WiFi nunca va a ser objetivo de un atacante, debemos ser prudentes y mejorar nuestro sistema de seguridad. Que un intruso utilice nuestra WiFi puede causarnos, además de incómodos fallos de funcionamiento, importantes problemas con la justicia.
Sólo necesitamos ponernos al día y aplicar unas recomendaciones básicas:
  • Mejorar el cifrado de la red a WPA2.
  • Cambiar las claves por defecto, tanto de la red como la del acceso al panel de control, y utilizar siempre claves robustas.
  • Verificar periódicamente quién se conecta a nuestra red. Con la aplicación adecuada podemos comprobar que se están conectando a nuestra red sólo nuestros dispositivos.
Fuente: http://www.osi.es (Oficina de Seguridad del Internauta)
* * * 

Mis Proverbios: 

1.    El que lava la cabeza del asno, pierde el jabón, y el que predica en desierto pierde el sermón. (Proverbio árabe)
 2.    Si tienes un problema que no tiene solución, ¿para qué te preocupas? Y si tiene solución, ¿para qué te preocupas? (Proverbio chino)
 3.    Disfruta hoy, es más tarde de lo que crees. (Proverbio chino)
 4.    Si no quieres que nadie se entere, no lo hagas. (Proverbio chino)
 5.    El que quiere a China quiere a Mao. El que no ama a China no ... (Proverbio chino)
 6.    Si un hombre tiene hambre no le des un pez, enséñale a pescar. (Proverbio chino)
 7.    El clavo que sobresale siempre recibe un martillazo. (Proverbio chino)
 8.    No hables si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio. (Proverbio árabe)
 9.    Procura que tus palabras sean mejor que el silencio. (Proverbio chino)
10.    Un mal pequeño es un gran bien. (Proverbio griego)
11.    Cuanto más grande es el caos, más cerca está la solución. (Proverbio chino)
12.    ¿Dijiste media verdad?. Dirán que mientes dos veces si dices la otra mitad. (Proverbios y cantares de A. Machado)
13.    Un hombre sin calzoncillos es el animal mas indefenso del mundo. (Proverbio conquense)
14.    La vida es corta como la escalera de un gallinero y encima repleta de mierda. (Proverbio catalán)
15.    Estar en ayunas no mata, pero la glotonería sí. (Proverbio ruso)
16.    Es cierto que no te quiero tanto como cuando éramos novios, pero es que a mí nunca me han gustado las mujeres casadas. (Proverbio americano)
17.    La más larga caminata comienza con un paso. (Proverbio hindú)
18.    Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación. (Proverbio árabe)
19.    Añorar el pasado es correr tras el viento. (Proverbio ruso)
20.    No hay árbol que el viento no haya sacudido. (Proverbio hindú)
21.    Cuando el carro se ha roto, muchos os dirán por dónde no se debía pasar. (Proverbio turco)
22.    Nada falta en los funerales de los ricos, salvo alguien que sienta su muerte. (Proverbio chino)
23.    Reza, Pero no dejes de remar hacia la orilla. (Proverbio ruso)
24.    Cuando se apunta a la Luna, el tonto se queda mirando al dedo. (Proverbio chino)
25.    A una mujer no se la debe golpear ni con una flor. (Proverbio chino)
26.    ¿Quién decide cuando los médicos no se ponen de acuerdo? (Proverbio americano)
27.    Si te sientas en el camino, ponte de frente a lo que aun has de andar y de espaldas a lo ya andado. (Proverbio chino)
28.    Si un negocio te abruma por el principio, comiénzalo por el fin. (Proverbio árabe)
29.    Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza. (Proverbio chino)
30.    Yo soy feliz, dijo. Naturalmente, se trataba de un necio. (Proverbio persa)
31.    Ya sé que no te quiero como cuando éramos novios, pero... es que a mí nunca me han gustado las mujeres casadas. (Proverbio USA)
32.  Es una locura amar, a menos de que se ame con locura. (Proverbio latino)
33.    Si tiene remedio, ¿por qué te quejas? Si no tiene remedio, ¿por qué te quejas? (Proverbio oriental)
34.    Todos los hombres son sabios; unos antes, los otros, después. (Proverbio chino)
35.    La persona que no comete una tontería nunca hará nada interesante. (Proverbio inglés)
36.    El que nada duda, nada sabe. (Proverbio griego)
37.    Para que nazcan virtudes es necesario sembrar recompensas. (Proverbio oriental)
38.    Mira a las estrellas, pero no te olvides de encender la lumbre en el hogar. (Proverbio alemán)
39.    Nunca permitas que tus pies vayan por delante de tus zapatos. (Proverbio escocés)
40.    Si no entras en la madriguera del tigre, no puedes coger sus cachorros. (Proverbio japonés)
41.    La luna y el amor, cuando no crecen, disminuyen. (Proverbio portugués)
42.    El amor y la tos no pueden ocultarse. (Proverbio italiano)
43.    El amor hace pasar el tiempo; el tiempo hace pasar el amor. (Proverbio italiano)
44.    Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla. (Proverbio Ruso)
45.    No abras los labios si no estás seguro de lo que vas a decir, es más hermoso el silencio. (Proverbio árabe)
46.    Mal acabará quien pretenda adentrarse en el futuro, ignorando lo que sucedió en el pasado, porque entonces no vivirá el presente. (Proverbio oriental)
47.    Cuando apuntas con un dedo, recuerda que los otros tres dedos te señalan a ti. (Proverbio Inglés)
48.    Mi alma a Dios, mi vida al rey, mi corazón a la dama. (Proverbio Inglés)
49.    Hay una gran fuerza escondida en una dulce orden. (Proverbio romano)
50.    La sabiduría no se traspasa, se aprende. (Proverbio árabe)
51.    El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice. (Proverbio chino)
52.    La adulación es como la sombra, no nos hace más grandes ni más pequeños. (Proverbio danés)
53.    Por la ignorancia nos equivocamos, y por las equivocaciones aprendemos. (Proverbio romano)
54.    Una vez terminado el juego el rey y el peón vuelven a la misma caja. (Proverbio italiano)
55.    Los ojos se fían de ellos mismos, las orejas se fían de los demás. (Proverbio alemán)
56.    Caer está permitido. ¡Levantarse es obligatorio! (Proverbio ruso)
57.    La primera vez que me engañes, será culpa tuya. La segunda será culpa mía. (Proverbio árabe)
58.    No siempre el mejor camino es el más corto. (Proverbio chino)
59.    Nuestro amor es como la llovizna que cae lentamente, pero desborda el río. (Proverbio africano)
60.    Comida sin hospitalidad es medicina. (Proverbio tamil)
61.    En 36 platos hay 72 enfermedades. (Proverbio punjabi)
62.    El que quiera comer huevos tendrá que soportar los cacareos de las gallinas. (Proverbio holandés)
63.    Dios nos envía la carne y el diablo nos envía a los cocineros. (Proverbio inglés)
64.    Un país con muchos arenques no necesita muchos médicos. (Proverbio danés)
65.    Ponle a un perro un nombre sabroso y cómetelo. (Proverbio chino)
66.    La col hervida dos veces mata. (Proverbio griego)
67.    Las espinacas son la escoba del estómago. (Proverbio francés)
68.    Más vale estar con la boca cerrada y parecer estúpido, que abrirla y confirmarlo. (Proverbio chino)
69.    RELATIVIDAD. Lo malo nunca es bueno hasta que suceda algo peor. (Proverbio danés)
70.    La sabiduría viene de escuchar, de hablar, el arrepentimiento. (Proverbio italiano)
71.    Lo que oyes lo olvidas, lo que ves lo recuerdas, lo que haces lo aprendes. (Proverbio chino)
72.    Si vas para volver, no vayas. (Proverbio chino)

Mis frases preferibles: 

"Confiamos mucho en los sistemas y muy poco en los hombres"
                                                         -Benjamin Disraeli-

 äma®

No hay comentarios: